jueves, 6 de junio de 2013

Primer mes de clase de las niñas de Monsaengdao (después de Monsaengdao)

Las niñas a las que va dirigido el proyecto "Después de Monsaengdao" ya han pasado su primer mes en sus nuevas escuelas. Nos han escrito a través de la profesora Jureelak Pimrot (Kiki) contándonos sus primeras experiencias. 

Después de superar los primeros días en una nueva escuela mucho más grande de las que ellas han conocido hasta ahora, donde se mezclan chicos y chicas de diferentes etnias (a veces muy pocos, o ninguno, pertenecientes a la suya), con unas metodologías de enseñanza muy diferentes a las de Monsaengdao, sin conocer a nadie. Días de nervios y emoción. Lejos de sus familias y de sus amigos. Primeros momentos de dificultad. Muchas expresan las dudas de los primeros momentos, sobre si habrán hecho bien, si podrán superarlo. Ahora, después de unas semanas, ya tienen algunos amigos y se están adaptando. Pronto empezaran a disfrutar de sus nuevas experiencias. A continuación os transcribo la traducción de lo que ellas han escrito a Kiki para nosotros, palabras cargadas de agradecimiento a todos los que desde aquí las estamos ayudando a conseguir lo que sería imposible para ellas, una educación que les ayudará a ellas y ayudará a sus comunidades:



Nee, Agriculture College, Chiang Rai
"Este es mi primer mes en el Agriculture College de Chiang Rai. Durante la primera semana me sentí muy frustrada y no estaba segura de si debía dejarlo o continuar mis estudios aquí, porque no tenía amigos y me sentía muy sola, me daban ganas de llorar. Sin embargo, cuando empezó la segunda semana empecé a disfrutar de la escuela, ya que empezaron algunos compañeros a hablar conmigo y esto me hizo sentir mejor, así es que decidí que sí que quería continuar mis estudios aquí. Tardé una semana en superar esa difícil sensación y ahora que se ha ido, me siento más fuerte y más feliz. También hay muchos clubes para los estudiantes aquí y he decidido unirse al Club Agricultura. Les agradezco a todos su amable apoyo. Les quiero a todos!"


Mei, Saha Sart Seuksa School, Chiang Rai
"Comencé mi primer semestre a medidados del mes de mayo en el Saha Sart Seuksa School, la escuela privada que cuenta con el mayor número de estudiantes de las minorías étnicas de las montañas. Al principio, no estaba acostumbrada a este sistema de estudio y a una escuela con 2.000 alumnos estudiando aquí. Mi clase tiene más de 50 estudiantes y la mayoría de ellos son niños de las tribus de las montañas y ahora tengo amigos de todas ellas.

Me siento muy afortunada por tener la oportunidad de continuar mis estudios para obtener más conocimientos y vivir nuevas experiencias fuera de mi comunidad y compartirlas con personas que vienen de diferentes culturas. Así que me he dicho que nunca voy a renunciar a mis estudios y voy a tratar de superar de todos los problemas que se me presenten.

Me siento muy contenta, feliz y agradecida a todos los que me ayudan y me dan amablemente su apoyo y en especial a Imma, su familia y sus amigos. Les quiero a todos!"

Nam, Chiang Rai Vocational School
"Comencé mi primer semestre, el 20 de mayo de 2013, me sentía nerviosa y contenta. Había muchos más estudiantes en la universidad de lo que imaginaba, por lo que me daba un poco de miedo. Además en mi clase la mayoría de los estudiantes son locales (Lanna), sólo yo y otro estudiante somos Akha. Sin embargo, en el tercer día me di cuenta de que eran muy amables conmigo y esto me hizo sentir mejor. Mis estudios están yendo bien, pero creo que deberé estudiar y leer más. El día en que mi maestro me pidió que presentara ante toda la clase los lugares turísticos de mi ciudad natal, me puse muy nerviosa, pero creo que pude manejar la situación bastante bien. Me sentí muy contenta cuando me puse el uniforme de la universidad el primer día, me recordaba cuando estudiaba en la escuela primaria y la secundaria. Sin embargo, no me gustan los zapatos porque me hacen daño en el pie, poco a poco me estoy acostumbrando a usarlos, y ya no siento dolor. En este colegio hay muchos clubes y como me gusta tocar la guitarra, quería formar parte del Club de Música, pero todos los miembros de este club eran chicos así es que finalmente me decidí a unirse al Club de Inglés que creo que me ayudará a mejorar mi Inglés. 

Esto es todo por este primer mes, espero que el próximo será más emocionante y sucederán más cosas buenas. 


Echo de menos a la profesora Kiki y a todos los demás, especialmente las personas que amablemente me dan soporte desde Australia (Alicia) y España (Clara, Jessica y sus amigos). Yo no podría estar haciendo esto sin el apoyo de todos ustedes, les quiero a todos!"

Pond, Agriculture College, Chiang Rai
"Comencé mi primer semestre, el 14 de mayo. Al principio, me sentí muy nerviosa porque no tenía amigos aquí y me sentí realmente preocupada por mis estudios ya que el sistema de enseñanza aquí es muy diferente al de mi antigua escuela (Monsaengdao School). Sin embargo, después de unos días he conocido nuevos amigos de las tribus Akha y Lahu y nos llevamos bien, así que todo está mejorando desde entonces.

Ahora estoy muy feliz de tener la oportunidad de estudiar aquí y creo que el aprendizaje y la enseñanza de aquí es mejor de lo que imaginaba. Haré todo lo posible para completar mis estudios aquí.

Me gustaría dar mis agradecimiento a todos los que amablemente me apoyan que los siento como mi segunda familia. Yo nunca hubiera tenido la oportunidad de continuar mis estudios sin toda su ayuda y su amable apoyo. Les quiero mucho a todos"



Después de leer estas cartas, sólo puedo decir que me siento muy orgullosa de estas niñas tan valientes que tienen claro que su educación es muy importante y están dispuestas a esforzarse para salir adelante, aún lejos de sus familias y amigos. Y sólo puedo dar palabras de agradecimiento a tod@s los que estáis colaborando a que esto sea realidad. Muchas gracias a tod@s!!!

domingo, 2 de junio de 2013

Preparándonos para la playa: Cesto de paja (DIY)

Estamos deseando que llegue el verano, por eso ya hemos empezado a prepararnos. 

Siempre me han encantado los cestos de paja para el verano y hace tiempo que tenía ganas de decorar uno. Así es que este fin de semana Bet y yo nos hemos puesto manos a la obra. Ha sido muy divertido. 










Siguiendo las instrucciones de la revista Veo Veo, que en su número 2 dedica un artículo de la Casa de la Iaia para explicarnos cómo decorar tu cesto de verano, y las de Rebeca García que en su blog El caballo y la reina también lo explica genial, ha sido muy fácil y como se puede ver han quedado genial!

Materiales:

  • Cesto de paja
  • Cinta de pintor
  • Pintura blanca mate al agua (esmalte)
  • Tinte para pintura al agua de color bermellón 
  • Tijeras y papel

Paso a paso:

Primer paso: Hemos tapado con cinta de pintor toda la superficie del cesto que no queríamos pintar (el borde superior, las cintas de piel, etc...)










Segundo paso: Pincel en mano, nos hemos puesto manos a la obra: un cesto lo pintamos
de color blanco, el mío, y el de Bet de color rosa. 

El rosa lo hemos conseguido con la pintura blanca y hemos ido añadiendo tinte de color bermellón hasta conseguir el color rosa pálido. Bet quería pintar una cruz de color blanco, así es que ha reservado el espacio de la cruz, para después pintarla con la pintura blanca. 

Tercer paso: Una vez se ha secado la pintura, lo hemos acabado de decorar. Bet ha pintado la cruz de color blanco. Mi cesto, mitad color natural y mitad de color blanco, lo he decorado con una estrella de color magenta. Para pintarla he hecho una plantilla con la estrella, la he recortado por dentro y luego, pssssssssssssss..., el spray de color magenta. 


Ya tenemos nuestros bolsos acabados, listos para ir a la playa! Qué ganas de estrenarlos!